BIENVENIDO OTOÑO


Te recuerdo como eras en el último otoño.
Eras la boina gris y el corazón en calma.
En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo.
Y las hojas caían en el agua de tu alma...
(Pablo Neruda)

¡¡Bienvenido Otoño!!